Valorizar una empresa en 5 etapas, un enfoque práctico

La valorización de una empresa que no tiene una cotización en un mercado activo no es otra cosa que aplicar una serie de técnicas y metodologías para realizar los que se conoce como un “educated guess” o lo que en español podríamos entender como una “adivinanza educada”.

Aquí les propongo un proceso de cinco etapas para ayudarlos a que el resultado de su valorización o de su “adivinanza” sea lo más precisa posible.

Etapa 1: Definiciones iniciales:

En esta etapa se definen y desarrollan los parámetros que servirán de base para la ejecución de la valorización y aunque muchas veces no se le da mucha importancia, definir apropiadamente el estándar de valor a utilizar le da consistencia al proceso de valorización.

Es importante no perder de vista que para una empresa como para cualquier activo pueden estimarse, dependiendo de la definición de valor que se use, diferentes valores y esto sin entrar a discutir la diferencia entre valor y precio que prefiero dejar para otra oportunidad.

Es por eso que al iniciar el proceso de valorización se debe definir qué estamos buscando para que estamos haciendo la valorización de manera que esto nos ayude a escoger la definición estándar de valor que mejor se ajuste a nuestro objetivo.

Para desarrollar este concepto podemos distinguir, como ejemplo, las siguientes definiciones de valor.

  • “Fair Market Value”: Es el monto al cual una propiedad podría cambiar de manos entre un vendedor dispuesto y un comprador dispuesto, cuando ninguno de ellos está actuando bajo obligación y cuando ambos tienen conocimiento razonable de los hechos relevantes.

Este concepto supone que el rango de valores estimado refleja el precio al cual se espera se cierre una transacción bajo las condiciones existentes en el mercado a la fecha de la valorización.

  • “Investment Value”: Según la terminología utilizada en la valorización de bienes raíces (“real estate”) en los Estados Unidos, este valor se define como el valor específico de una inversión para un inversionista o clase de inversionistas particular basado en los requerimientos individuales del inversionista. Esta definición es subjetiva, y por ello difiere de la definición de valor de mercado, que es impersonal e indiferente.
  • “Intrinsic Value”: El valor intrínseco difiere del anterior en que este representa un juicio analítico del valor basado en las características inherentes percibidas de la inversión, no adecuado por las características peculiares de cualquier inversionista ni del mercado. Este valor es alterado por cómo esas características percibidas son interpretadas por un analista u otro.

Etapa 2: Análisis de la entidad

En esta etapa tenemos que estar seguros de que contamos con toda la información necesaria para la valorización lo que no solo incluye una análisis detallado de los Estados Financieros , las características de las industria y los demás factores cualitativos que permiten conocer con la profundidad y las exigencias del estándar de valor seleccionado las particularidades de la empresa y su modelo de negocios.

 

Etapa 3: Desarrollo de la Valorización

Es recomendable que las conclusiones de la valorización se sustenten al menos en dos metodologías de diferentes enfoques. La aplicación de las metodologías seleccionadas dará origen al análisis de las conclusiones de la valorización y permitirá tener un rango de valor proveniente de métodos cruzados.

Con este fin existen enfoques metodológicos alternativos y complementarios que nos permitirán ajustar las conclusiones sobre el rango de valor, entre estos enfoques tenemos:

Entrando a fondo en el desarrollo de la valorización podemos comentar algunos conceptos que generan alguna confusión, así tenemos por ejemplo el valor contable y el valor de liquidación de una empresa. Ambos pueden ser considerados como elementos referenciales en una valorización, pero siempre tomando en consideración lo siguiente:

  • Los estados financieros de una entidad son preparados de acuerdo con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA) y se basan en el principio del costo histórico.
  • Debido al principio del costo histórico y al principio fundamental de la partida doble, el valor en libro de los activos menos el valor en libro de los pasivos es igual al valor en libros del patrimonio de la compañía.
  • El término de valor en libros o valor contable de la sociedad es un convencionalismo y no está relacionado con ningún concepto de valor económico de la compañía; es decir no constituye un método riguroso de valorización de empresas y no representan necesariamente un estándar de valorización apropiado.
  • El valor de liquidación de una sociedad está referido al caso de que ésta proceda a la venta sus activos y la cancelación de sus deudas (quebrándose el principio de empresa en marcha).
  • El valor de liquidación se calcula deduciendo del patrimonio neto ajustado (a valores de realización) los gastos de liquidación del negocio (indemnizaciones a empleados, gastos fiscales y otros gastos propios de la liquidación), dependiendo el resultado de las características de la liquidación, la que se puede dar de manera forzosa o como una venta ordenada de los activos de la empresa. Este criterio, por sus características, constituye una referencia para la estimación del valor; sin embargo, para su ejecución se requiere contar con el valor de mercado de los principales activos de la compañía y que este refleje razonablemente el efecto de la realización en su valor.

Etapa 4: Análisis de primas y descuentos

El análisis de primas y descuentos es un aspecto al que por lo general no se le da mucha importancia, pero a la luz del estándar de valor y de los enfoque de valorización utilizados, es de suma importancia cuando hablamos ya de la definición de precio a la hora de enfrentar el cierre de una transacción.

Generalmente las empresas que valorizamos se podrían calificar como empresas de pequeña capitalización (“small cap companies”) y de propiedad cerrada (“closely held company”) por lo que el análisis de los resultados se debe interpretar de acuerdo esto.

La aplicación de primas y descuentos en la valorización se utiliza con el fin de reflejar las características particulares de una empresa o de una transacción en particular en las conclusiones de la valorización por ejemplo en la venta de la totalidad de las acciones de la empresa o solo de parte de éstas, venta de acciones con derechos restringidos, participación minoritaria, etc.

Con el fin de entender mejor los conceptos detrás de las posibles primas y descuentos podemos agruparlos de la siguiente manera:

  • Descuentos al nivel de entidad que afectan a toda la empresa.
    • Por ganancias de capital atrapadas
    • Por la existencia de personal clave
    • Por restricciones regulatorias, posibles pasivos medioambientales o procesos legales pendientes de resolver.
    • Por la existencia de monopolios naturales o por la concentración de mercado.
  • Descuentos a nivel del accionista, los que reflejan las características de la propiedad de la acción.
    • Por valor de control, la tenencia de estas acciones otorga la potestad de: elegir Directores y Alinear a la Gerencia, determinar la compensación de gerentes, declarar y pagar dividendos, vender o re-comprar acciones, dictar las políticas de la compañía, realizar fusiones y adquisiciones y realiza alianzas o joint ventures, establecer socios estratégicos para hacer negocios y contratos, cambiar artículos del estatuto, liquidar y disolver la compañía, etc.
    • Por valor de interés minoritario con mercado, acciones sin derechos ni control sobre las decisiones de la empresa pero que tiene un mercado donde pueden ser transadas
    • Por valor de interés minoritario sin mercado: valor de una empresa cerrada o donde no hay un mercado activo o un mercado menos líquido y no se tiene control sobre las decisiones de la empresa

Etapa 5: Elaborar un reporte escrito

Aunque la valorización la hayan preparado solo para su uso personal el ejercicio de escribir un reporte final es sumamente útil en el proceso entender apropiadamente los resultados de la valorización.

Al elaborar un reporte escrito nos damos u tiempo para analizar los resultados de la valorización, repasando así todas las etapas del proceso lo que nos ayudará a llegar a mejores conclusiones en lo que se refiere a esta “adivinanza educada”.

Si les interesó este artículo o si quisieran conversar o profundizar en este tema no duden en contactarme al correo electrónico mario@mariostuva.pe cualquier comentario o aporte será bienvenido.

En camino a cumplir 25 años de experiencia profesional

En camino a cumplir 25 años de experiencia profesional quiero compartir con ustedes lo que ha sido este andar colmado de experiencias y gente maravillosa, pero sobre todo en el que nunca faltaron los retos.

Inicié mi formación con el equipo de consultoría de Hansen-Holm, Alonso &Co, firma miembro de Coopers & Lybrand, con la que trabajé 7 años y de la que me retiré siendo parte de PriceWaterhouseCoopers.

Este fue un periodo muy interesante porque fue cuando se sentaron las bases para el desarrollo económico del país y tuve la oportunidad de participar en varios procesos de privatización, siendo parte del equipo de Diagnóstico y Valorización de Banco Continental.

Tuve también la oportunidad de ser parte de los procesos de adquisición de Banco de Lima y Banco Wiese por encargo del Banco Sudameris, lo que me permitió consolidar una interesante experiencia en fusiones y adquisiciones, finanzas corporativas y valorización de empresas.

A partir del 2000 acepté un nuevo reto y se uní a Valinvest una empresa de reciente creación que además de desarrollar servicios de asesoría financiera gestionaba el Fondo de Inversión Stella (FIS). Esta nueva experiencia me dio la oportunidad de desarrollarme en una actividad en la que Valinvest fue un pionero, la gestión de fondos de Venture Capital.

Inicialmente mi trabajo se enfocó en los temas de mi especialidad, valorización de empresas y finanzas corporativas, conjugué estas habilidades para llevar con éxito también procesos de restructuración empresarial.

En el año 2004 asumí la Gerencia General de la empresa consultora del grupo, Value Advisory, encargándome de las actividades de M&A y Merchant Banking de Valinvest.

El soporte que le di a la gestión del FIS me permitió amalgamar toda mi experiencia como asesor ya que me tuve que encargar de tareas tan complicadas como restructurar algunas empresas del FIS, sacándolas del mercado cuando fue necesario, así como de ejecutando procesos completos de M&A.

Un caso emblemático de esta etapa fue el proceso de recuperación y M&A del Consorcio Forestal Amazónico (CFA), concesión de 180mil hectáreas de bosque natural en Ucayali con certificación FSC de manejo sostenible.

Tuve la oportunidad de liderar el equipo que permitió tomar el control de la operación y cerrar una transacción con un fondo especializado en inversiones forestales con un retorno para Valinvest cercano al 300%.

También pude encargarme del diseño del sistema de gestión de riesgos de la Sociedad Administradora de Inversiones (SAFI) del grupo, así como del diseño del modelo estratégico y de operaciones de un fondo de Venture Capital, que pasó satisfactoriamente el proceso de due diligence realizado por FOMIN.

Dejé Valinvest el 2012 para continuar con el desarrollando de mis actividades de consultoría de manera independiente, enfocándome en últimos años en ejecutar procesos de Business Recovery para empresas en diferentes sectores.

Desde el 2013 me hice cargo del proceso de recuperación de valor de Triplay Amazónico, empresa familiar de capitales españoles con más de 50 años de actividad, logrando asegurar para los accionistas la recuperación de un patrimonio de USD20 millones.

Miras atrás y te das cuenta que estas cerca de alcanzar los 25 años como asesor y es interesante ver como cada uno de los trabajos, viajes y experiencias han contribuido a su manera, con sonrisas y cicatrices, a construir las vivencias que puedo volcar en el día a día.

Vivencias que me ayudan a empatizar con mis clientes. Empatía que nos permite trabajar juntos desenredando las complicaciones de sus necesidades, porque solo así así que realmente se logra hacer la diferencia y eso es el principal aporte de mi trabajo.